SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Acción Ortográfica, la brigada que corrige los grafitis mal escritos

Se hacen llamar “los vengadores de la ortografía”. Jerónimo K y tres de sus amigos son héroes anónimos que recorren Quito, […]

Se hacen llamar “los vengadores de la ortografía”. Jerónimo K y tres de sus amigos son héroes anónimos que recorren Quito, Ecuador, desde 2015 con una lata de aerosol rojo para corregir los grafitis de las paredes de su ciudad. Algunos de ellos —sin tildes, comas o con una “c” en vez de una “s”— se han convertido en sus más poderosos enemigos.

“Cuando llegamos a una pared el crimen ya está hecho”, nos advierte Jerónimo, uno de los integrantes de la brigada Acción Ortográfica. “Hacemos un servicio social. Queremos que el mensaje de cada grafiti llegue de la mejor manera a las personas. No es lo mismo escribir “No quiero verte” a “No, (coma) quiero verte”.

La brigada de Acción Ortográfica va en busca de nuevos grafitis mal escritos una vez por semana, no sin antes ir por una cerveza. “No es legal lo que hacemos. No podemos corregir las paredes antes de la medianoche. Por eso, nos reunimos mucho antes para planear una ruta”, nos cuenta Jerónimo sobre su estrategia. Eso sí: no han podido evitar un par de encuentros con la policía. “Es un gran riesgo hacer nuestro trabajo. La multa en Ecuador por pintar grafitis en el espacio público es de 1400 dólares [cerca de 30,000 pesos]”, explica. “Dependiendo del humor del policía; él puede llegar a decidir si te vas o no preso”, agrega. El movimiento está ahora por todo el mundo: España, México, Colombia y Perú, se cuentan como algunos de los países.

“A la gente le gusta”, aclara el también artista visual. “Cuando ves por la calle un grafiti corregido, es chistoso. Ese es nuestro gran objetivo. Que al ver esas correcciones te hagan sonreír y que, a la vez, sea un medio transformador”.

Pero no todos opinan lo mismo. Diego “El Negro Minda”, la persona que escribió el primer grafiti que la brigada corrigió, usa ese sobrenombre para quejarse de la labor en las redes sociales. “Es nuestro archienemigo, pero en el fondo nos queremos”, nos cuenta Jerónimo. “Nos ha llamado hipsters de cuarta con complejo de Cervantes”, agrega. Pese a ello, la brigada de Acción Ortográfica enfatiza que nunca desfallecerá y que no habrá fuerza que los venza en su misión por acabar con el vandalismo ortográfico.

Si quieres sumarte a la causa, búscalos en su página de Facebook “Acción Ortográfica”.

Tags
Compartir
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn