Cómo sobrevivir a la vida

Compartir:

Por Milagros Urquieta

La comediante argentina Magalí Tajes nos revela una breve guía que usa para sobrevivir a la vida que, seguramente, será muy util empezar a poner en práctica este 2017, un año que pinta difícil.

Magalí Tajes es argentina, escritora, comediante y tiene cientos de miles de seguidores en Instagram, Facebook y Twitter (sí, cientos de miles, lo que la convierte en un fenómeno de las redes sociales). Además, estudia psicología en la universidad, no puede vivir sin las milanesas y hace videos cortos en los que da consejos serios —y cómicos de tan crudos y obvios— para enfrentar la vida cotidiana. Magalí nos regaló, gracias a la magia de Skype, su propia guía de sobrevivencia para la vida que será de mucha utilidad en este año que se avecina.

Afronta las situaciones horribles, riéndote de ellas
Si uno no es gracioso en el colegio, es víctima. Desde muy chiquita me di cuenta que si uno hace chistes desvía la atención; el otro se desorienta y afloja. Por eso, en el colegio, yo era del grupo de las graciosas. Fue sólo una manera de zafarme del bullying.

Haz humor desde la honestidad
Hay más gente que me conoce y, por ende, más gente que me odia. Es parte del juego. Me han dicho “gorda” y “ojalá que tengas sida”. A un chico no le gustó un video mío y dijo que iba a comprarse un auto para matarme. ¡Va a invertir en mí!

Al final, no importa el qué dirán
Un mal comentario en Instagram equivale en dolor a un público silencioso, que no se ríe. Al principio, ni siquiera me enojaban; me dolían. Pensaba que si me conocieran, no les caería tan mal; pero después entendí que en Internet uno puede decir lo que quiera sin ninguna consecuencia. Ahora, si estoy medio debilucha, no leo los comentarios; si estoy bien, los tomo con pinzas.

Crea vínculos
Más por los consejos que por los chistes. Un chico me dijo: “Gracias por haber hecho que el último día de mi prima [en el hospital] sea feliz”. Mis videos los acompañaban siempre.

Entrégate al amor
Si estás con alguien es mejor que te relajes y te entregues. Uno a veces se queda agarradito y dices “no, si me entrego sufro”. Vas a sufrir igual. Mejor dale para adelante. No todo es tan lindo como al principio; van a pasar cosas malas y está bien. No te vayas a la primera mala que pase, aguanta y no salgas con nadie que no te haga reír.

Escucha tu voz interior
Yo la llamo Martita. Es como la amiga invisible de la conciencia. Uno tiene una Martha interior. Cuando uno se va poniendo un poco grande y le salen cosas de viejo, se enoja, muy de Martha. Yo también hablo así en la vida, no sé por qué.

No apuestes a las relaciones cortas
Nos hemos vuelto un poco descartables. Es la euforia y egoísmo de la época. A la primera de cambio que algo no funciona, va a aparecer otra/o. Funcionamos bien solos. Uno lo aprende. Tengo amigas que están en una relación hace años, pero ven con más amor a una milanesa que a su relación. No es cuánto dure el amor, sino cuán real es.

Dile adiós a la presión cultural
Cuando consigues novio te apuran para que seas madre. Es como un palito en la espalda picando y picando. No necesitas un novio para ser feliz, no es algo que uno deba apurarse a encontrar. En el arte hay un montón de mujeres divertidas siendo solteras.

Disfruta tu soltería
Soy soltera recién este último año. Estoy como volviendo a decir: ah, esto era. Hay una amiga que me dice: “La soltería es al noviazgo como el contrato de alquiler es a ser propietario”. Nunca lo disfrutas del todo porque sabes que hay alguien que tiene casa con pileta. Estoy aprendiendo a disfrutar. Ya no tengo que avisar que llegué o ir a casa de la familia de mi novio.

Si te ven la cara de tonto una vez, lo harán dos
Si te sientes decepcionada dos veces con una persona es porque ya te está viendo la cara de tonto/a. Cuando una persona te cancela los planes o te dice cosas lindas, pero después no te ve, es algo muy fácil de notar. Hay una amiga que dice: no hay malas personas, hay gente que no te quiere. Y a veces es un poco así.

No lastimes tu cuerpo
Ves mujeres preciosas que viven amargadas para ser lindas. Lo ves mucho en las discotecas. Las chicas en invierno con un short que se le ve todo, y con unos tacos que se pueden hacer una cirugía a corazón abierta con ellos. No te mates siendo linda que no es lo más importante. Además, ¿quién dice qué es lindo y qué no?

Aprende de tus malas decisiones
Una vez me equivoqué feo porque me volvió a escribir mi ex y caí. Era un encuentro más de amistad y yo pensando qué hago aquí, yo no puedo ser tu amiga, cortamos hace tres meses. Pude evitar la situación tranquilamente. Cuando tuve una segunda oportunidad y me volvió a escribir, le contesté: me parece que mejor no. Tomé mi revancha y un Fernet para celebrar.