Diseño textil de México para el mundo

Una camiseta se Someone, Somewhere.

Someone, Somewhere hace prendas y accesorios con diseño textil indígena.

La marca genera empleos en las comunidades indígenas.

Cada uno de los productos está ligado con la cultura de las artesanas.

Los bordados reflejan la iconografía de los pueblos indígenas donde son hechos.

Las camisas y todos los productos son bordados a mano.

Los productos de Someone, Somewhere están creados para viajeros.

Compartir:

Por Jimena Zárate

Una empresa que fabrica prendas y accesorios con diseño y trabajo de artesanos mexicanos, y da a conocer nuestra cultura generando empleos. No, no es un sueño.

 

Tres ingenieros en desarrollo sustentable, un humanista y dos diseñadores formaron el equipo perfecto para desarrollar una colección de prendas de vestir y accesorios para viajeros que incorpora la moda, la iconografía de los pueblos indígenas y el trabajo textil de artesanas mexicanas.

¿Alguna vez has comprado una prenda tradicional indígena con la misma emoción con el que entras a tu tienda preferida en época de rebajas? Quien diga que lo ha hecho, probablemente esté mintiendo. Al menos hasta antes de que la marca Someone Somewhere saliera a la luz.

 

Desde Puebla e Hidalgo
Someone somewhere es un proyecto que comenzó hace cuatro años cuando. A partir de una experiencia en el servicio social de la preparatoria, un grupo de amigos tuvo un primer acercamiento con comunidades indígenas de la sierra de Puebla e Hidalgo. Desde ese momento Enrique, Fátima y José Antonio decidieron que querían contribuir con esas comunidades.

Los socios fundadores comenzaron trabajando con un grupo de artesanas a través de una primera marca llamada Flor de Mayo, cuyos productos se vendían en bazares y universidades. Después de ganar dos premios de emprendimiento social y de entender este sistema, los jóvenes  se dieron cuenta que querían darle un giro completo a su empresa y decidieron crear Someone Somewhere.

La gente, usualmente, compra ropa tradicional cuando viaja a ciudadesy pueblos con comunidades indígenas ricas en tradición textil, quizá por ayudar a la comunidad o quizá por los colores y lo vistosas que son las prendas; sin embargo, es muy raro que esas prendas se incorporen de lleno al guardarropa cotidiano de la gente que las compra.  “Vas a Oaxaca, te compras alguna prenda, llegas a tu casa y la guardas en un cajón”, explica Enrique Rodríguez, uno de los fundadores y el director de operaciones de la marca.

 

Diseño y ayuda a la comunidad
La joven compañía, además de desarrollar una colección de prendas y accesorios, genera empleos y combaten la pobreza en México. La idea, según Enrique, era crear, a partir de ese trabajo textil, productos contemporáneos que incorporarán el gusto y el diseño actual. “Los productos de Someone Somewhere están creados para personas jóvenes que les gusta la aventura, los viajes, los deportes al aire libre”, dice Enrique. Entre los 40 productos de esta primera colección hay gorras, camisetas, maletas de varios estilos y tamaños, mochilas y camisas.

Pero la creatividad de los diseños de Someone Somewhere va más allá de adaptar los tejidos a la moda. Uriel Serrano y su equipo de creativos, se han tomado el tiempo para investigar, empatar e incorporan el diseño y la iconografía de los patrones utilizados en los tejidos de los distintos pueblos indígenas que elaboran las prendas de esta marca.

Pero no solo se trata de hacer objetos bonitos, sino de ayudar. En la actualidad, 10 millones de mexicanos viven de la artesanía, de los cuales el 70% vive en situación de pobreza. Por ello, lo que busca Someone Somewhere es que las comunidades tengan trabajo constante y bien remunerado. “La idea es que entre más demanda logremos, ellos tengan más trabajo y más ingresos”, asegura Enrique.

Comunidades indígenas donde se crean los productos

¿Por qué un nombre en inglés?
Podría resultar extraño pensar que una marca que vende productos con textiles de comunidades indígenas tenga un nombre en inglés. Sin embargo, esto tiene una explicación muy sencilla: los productos de la marca están pensados para alcanzar el mercado internacional y la mejor forma de comunicarle al mundo la conexión que hay entre esta ropa y la comunidad indígena mexicana en la que fue hecha es a través del inglés.

“El mercado al que más nos dirigimos es el mercado en Estados Unidos, sobre todo en California, Brooklyn y Colorado. Pero siempre respetamos y comunicamos que todo está hecho en México por artesanos indígenas”, explica Enrique.

Someone se refiere a la persona que tejió esa prenda y Somewhere a la comunidad en la que se hizo. Así, en la etiqueta de cada prenda uno puede saber quién la confeccionó y dónde. De esa manera, se conecta cada prenda con alguien en concreto, dándoe otra dimensión a los artículos.

Y aunque la economía sustentable y el apoyo a las comunidad es la razón principal del proyecto, el resultado de la colección es tan bueno que, seguramente, habrá más de uno que comprará algún artículo por el simple hecho de haberse enamorado de algún diseño y querer adueñarse de la prenda.

Actualmente puedes comprar alguno de los 40 productos de la colección en la página web, y cuando el producto llegue a tu casa puedes revisar la etiqueta sólo para recordar que alguien, en algún lugar de México, la tejió especialmente para ti.