SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

El mexican way

Sin tráfico es una aplicación hecha en México para obtener información de tráfico en tiempo real, como Waze y Google […]

Sin tráfico es una aplicación hecha en México para obtener información de tráfico en tiempo real, como Waze y Google Maps, pero enfocada a empresas.

 

Hace apenas unos años calcular el tiempo que llevaría un viaje en auto, sobre todo en una ciudad tan inestable como esta, era misión imposible, y encontrar la mejor ruta era una cuestión de suerte y fe.

Sin embargo, la modernidad nos ha vuelto a alcanzar: en 2005 Google presentó su Maps, que empezó una revolución que ahora encabeza Waze, aplicación que está en el mercado desde 2008. En la actualidad, las aplicaciones basadas en modelos de información sobre movilidad en tiempo real ha cambiado la forma en que tomamos decisiones para transportarnos a diario.

 

La era electrónica
Aunque a muchos nos gustaría pensar que estas compañías funcionan como si hubiera un cuarto de control de la NASA, con muchos expertos conectados analizando información en tiempo real para decirnos si debemos dar vuelta en Revolución o no con el objetivo de llegar a la oficina a la brevedad, la realidad es muy, muy diferente.

Estas aplicaciones parten del concepto del crowd-sourcing, en el que donde la propia comunidad de usuarios genera la información que ella misma consume, asistidos por sistemas computacionales. En otras palabras, es como si tuvieras un sinfín de amigos que te están diciendo por dónde será mejor que te vayas; la información que genera cada usuario, tú incluido, va alimentando la aplicación que revisas en tu teléfono para que sepas la densidad del tráfico, si hay accidentes, dónde están los controles policiales o las vías bloqueadas y otros imponderables que puedan suceder durante tu periplo.

Así, dichas empresas han proliferado en todo el mundo, utilizando el sistema de posicionamiento global (GPS) y la información de los usuarios, para darle información de primera mano a los habitantes de prácticamente todas las ciudades del orbe.

 

La solución mexicana
Ahora pensemos en un sistema como el de Google o Waze (que son para todo el público), pero que funcione para un grupo de usuarios con necesidades específicas.

Pues en 2012, un equipo de cuatro ingenieros mexicanos, entre ellos Eugenio Riveroll, decidió sacar al mercado Sin Tráfico, una aplicación de información vial en tiempo real dirigida para empresas y gobierno, con flotillas y rutas específicas.

“Nos dimos cuenta que el sector empresarial y el gobierno necesitaban de este tipo de información, pero con dos características: mucha calidad, por supuesto, y que estuviera generada mediante sistemas de información más especializados que los usuarios de una comunidad”, explica Riveroll.

Sin Tráfico tiene una plataforma especializada mediante la que diseñan sistemas de rutas planeadas a partir de las necesidades de un cliente, tomando en cuenta variables como sus almacenes, inventarios, vehículos y entregas. El objetivo de la aplicación no es sólo generar la ruta óptima para ir del punto A al punto B, sino analizar todo el entorno.

“Por ejemplo, pensemos en una compañía que tiene 100 rutas simultáneas con camiones desplazándose: mientras que Waze puede ayudarle a los 100 chóferes a saber dónde darse vuelta y cómo llegar a su destino, SinTráfico además puede identificar para la empresa en tiempo real la situación de sus camiones y generar alarmas o alertas cuando un camión va retrasado o haya sufrido algún percance. Así todas las áreas de la empresa están enteradas y pueden hacer ajustes en su operación al mismo tiempo que atienden mejor a sus clientes”, explica Riveroll. “Esto se traduce en una entrega más exacta y eficiente para el cliente y en una reducción de costos para la empresa”.

Así ven sus clientes la aplicación Sin Tráfico.

Así ven sus clientes la aplicación Sin Tráfico.

Para lograrlo, Sin Tráfico cruza información con dependencias gubernamentales (muchas veces usuarios mismos de la aplicación), por ejemplo, la Cruz Roja, la agencia de gestión urbana, la Secretaría de Seguridad Pública y vehículos municipales, todo mediante una central operativa.

“A través de un intercambio de información, conocemos y entendemos todos los incidentes que son determinantes para las condiciones de movilidad: marchas, calles en reparación, accidentes y tenemos mayor control sobre la confiabilidad de la información”, asegura Riveroll.

Todo el cruce de la información se logra mediante un sistema automatizado de analytics y Big Data, lo que vuelve el proceso muy sencillo y con la necesidad mínima de personas monitoreando el servicio.

Así, este proyecto con ideas y tecnología totalmente mexicana, se traduce en un modelo colaborativo donde todos ganan al lograr una reducción de costos para las empresas que la contratan y las mismas dependencias mexicanas al mismo tiempo en que contribuyen a lograr una movilidad más inteligente en las distintas ciudades de nuestro país.

Tags
Compartir
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Páginas amigas