SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Esta es la música de las palabras de Trump y Clinton

¿Creación de emociones a partir de datos? Sí. Esta es la propuesta musical, basada en datos, que sale de las palabras de […]

¿Creación de emociones a partir de datos? Sí. Esta es la propuesta musical, basada en datos, que sale de las palabras de Trump y Clinton (en los tres debates presidenciales)

https://soundcloud.com/transprose

Transprose es la creación de la programadora y música Hannah Davis, un proyecto que busca producir una pieza musical alrededor de un texto o, en su caso, novelas como El Corazón de las Tinieblas y Peter Pan, artículos de negocios (en colaboración con el compositor Mathieu Lamboley), y recientemente, los debates de la candidata Hillary Clinton, y el ahora presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

Este proyecto es producto de la creatividad de Hannah, sin duda, pero también de las áreas desarrolladas alrededor de la convergencia entre el uso de datos y el arte. Hannah desarrolló la idea durante su estadía en el programa de Interaction Telecommunications Program (ITP) de la Universidad de Nueva York. Lo presenta como un prototipo que utiliza las escalas tonales mayor y menor, por la funcionalidad de desestabilización-estabilización.

Comenzó con las novelas porque tienen un arco emocional más dinámico y evidente. Pero esto no significa que otros textos se excluyan por la falta de “emociones”, pues el proyecto parte de un algoritmo creado con el National Research Council of Canada, en donde se define la asociación de las palabras con dos estados (positivo y negativo) y ocho emociones (tristeza, enojo, sorpresa, confianza, miedo, felicidad, anticipación y disgusto).

Transformando datos

La visualización de datos ha generado interés desde hace algún tiempo, y sigue. Pero la sonorización de datos es un área todavía inexplorada, y es difícil otorgarle la misma función que la visualización. Simplemente porque no se traduce de la misma manera la información.

Hannah es la primera persona en sonorizar la información de esta manera, otorgándole un valor estético a esta forma. Para esta tarea se necesita un tipo específico de datos, que se puedan traducir eficazmente a lo auditivo. Más aún, el trabajo de Davis implementa matices al algoritmo con las ocho emociones, algo que sigue siendo un problema en la creación, pero que si se instrumenta apropiadamente, crea resultados satisfactorios, como sucede en Transprose.

Hillary Clinton

Hillary Clinton

La música de las palabras

Podemos ver los debates como una forma análoga de generar emoción. Hannah aplicó el proyecto y compuso música a partir de los tres debates que sostuvieron Hillary Clinton y Donald Trump, tomando en cuenta las palabras que utilizaron y transportándolas a través de las diferentes características que tiene la música para transmitir, como el tempo, melodías y rango tonal. Mientras más grave suena, más negativo es, y viceversa.

En los dos casos, las piezas se mantuvieron en un ambiente parecido las tres veces, informando que el lenguaje que utilizaron fue parecido en los tres debates. Sin embargo, cuenta Hannah que la intensidad emocional fue incrementando en cada debate, con Clinton utilizando más lenguaje asociado a la felicidad y Trump al enojo. Pueden escuchar las obras aquí: http://www.musicfromtext.com/2016-debates.html

Donald Trump

Donald Trump

¿Qué sigue?

La sonorización de datos no sólo es un área en donde el arte puede prosperar, sino que puede informar de otra manera. Al analizar los debates, y “remediarlos” con música, tenemos acceso a una información que se evidencia: nos habla de matices emocionales, de la construcción de asociaciones y del impacto del lenguaje.

En el caso de Transprose, Hannah quiere expandir el prototipo, agregando más variables como diferentes escalas musicales, integrando video y aprendizaje automático. Es un momento emocionante para el mundo digital, y por eso mismo, para la creación.

Tags
Compartir
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn