La lente en la montaña

El primer ascenso de Isa. (Foto de Jorge de Haro)

Salto en el río Tampaón, en la Huasteca Potosina.

El Popocatépetl, tomado a 5,000 metros de altura.

Ruta hacia el Pico del Águila, Nevado de Toluca - Xinantecatl.

Glaciar de la Panza del Iztaccíhuatl.

Amanecer en Ojo de Buey , Iztaccíhuatl.

Tepoztlán desde El Tepozteco.

Grutas Karmidas, en Puebla.

Grieta por deshielo en el Glaciar de la Panza en el Iztaccíhuatl.

Atardecer desde Ayoloco, Iztaccíhuatl.

Compartir:

Por Think Tank New Media

Isa Martínez es estudiante de periodismo, marketera, fotógrafa y escritora, y aunque la fotografía y el deporte siempre habían estado presentes, el montañismo le cambió la vida.

Hace tres años la invitaron al Iztaccíhuatl, pero pasó casi un año antes de que comenzara a escalar e ir a la montaña regularmente. Pero desde entonces no ha parado. Isa procura que todos los fines de semana sean de aventura, sin importar si es montaña, río, pared o lo que sea. El objetivo para este año es subir el Aconcagua, la montaña más alta de América, ubicada en la cordillera de los Andes, en la zona más occidental de Argentina.

Para Isa, la montaña le ha enseñado a ver y sentir las cosas de forma diferente. “Adicción a la vida. Esa es la razón por la que cada fin de semana salgo de la ciudad para vivir una experiencia diferente en la naturaleza”, nos confiesa.

Esa adicción es lo que podemos ver en el Instagram de Isa: @isamcc, fotos con aire de montaña.