SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

La youtuber que crea “robots de mierda”

Simone Giertz tiene 26 años, es sueca y, desde hace tres años, abrió un canal en YouTube donde crea robots […]

Simone Giertz tiene 26 años, es sueca y, desde hace tres años, abrió un canal en YouTube donde crea robots que no sirven. Ha fabricado desde un casco para palomitas, una mano que te lava la cabeza y hasta una máquina que te despierta a puñetazos. Inventos que ella misma define como “robots de mierda”.

“Creo que es más interesante hacer cosas que apesten a que funcionen”, nos cuenta Simone Giertz vía Skype. “Algo no tiene que ser perfecto para serlo en sí mismo. Me gusta mostrarle a la gente que está bien fallar, equivocarse”, agrega. Gracias a ese sentido del humor que la caracteriza, su canal en YouTube tiene 351,042 suscriptores y sus videos han sido visto centenas de miles de veces.

Lo que hace Simone, entonces, puede llamarse: “comedia robot”. Una categoría, en realidad, creada por ella que tiene buena respuesta entre los cibernautas. “Pensé que la gente me diría: ¿qué carajo es tu problema? O, deja de perder el tiempo en eso. Pero todos han sido muy lindos. Mucha gente ha visto mis proyectos y los han hecho ellos mismos”.

Comedia robot

Paradójicamente, Simone no tiene formación robótica o de algún tipo de ingeniería. Estudió Física en la Universidad algunos semestres, y luego abrió su canal en YouTube con sketches de comedia en sueco. Debido a su curiosa personalidad empezó a inventar robots que le facilitaban situaciones de su vida cotidiana. El primero: un casco con un cepillo de dientes automático.

Pese al éxito de sus inventos, ella asegura que no quiere venderlos. “No está dentro de mi plan. Quiero que la gente se atreva a construir sus propios productos y no se llenen de objetos que no van a necesitar”. Inventos que ella logra concebir y construir en una tarde o hasta en un mes desde su casa flotante en Estocolmo – lugar en el que transmite su programa en YouTube.

“La compré hace cuatro años”, nos cuenta Simone. “Cuando vives en un departamento la gente tiene mucha expectativa de lo que debes tener. La casa flotante me da mucha libertad creativa para construir lo que quiera”. Pero esta no es la única particularidad de la chica sueca. Simone siempre ha tenido interés por emprender nuevos retos o rodearse de gente poco común.

Anote. Fue reportera de artes marciales mixtas y a los 16 años fue parte de una sitcom china. Interpretó a una gringa que tenía por novio a un chino. Una experiencia nada agradable, según nos cuenta. “Viví en China y tuve que aprenderme el guión en chino en un solo día. Eran unas cuantas líneas, que al final sumaron 50. ¿El consejo que me hubiera dado?, pues… ¡Respira! Este va a ser uno de los días más dolorosos de tu vida”.

Como cereza en el pastel de su historia está el hecho que su madre es la conductora de un programa sobre caza fantasmas, hace 11 años. “Ella es súper cool, yo no estoy metida en cosas espirituales, pero gracias a mi mamá crecí en un ambiente muy creativo y de mente abierta”. Sí, alguna vez ya alguien le sugirió hacer un robot que detecte fantasmas, pero aún no tiene la intención de construirlo.

Su próxima locura es ir al espacio. “Quiero construir un cohete. Me he dado un plazo de 10 años para lograrlo”. Mientras eso pasa, la joven sueca se dedica a la invención de robots de tiempo completo y al negocio en YouTube que, al parecer, le da muy buenos frutos. “No me puedo quejar, soy feliz”.

Tags
Compartir
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Páginas amigas