SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Los mejores tacos neoyorquinos

En los Tacos No. 1, en el Chelsea Market neoyorquino, los comensales se comen todos los días un trompo al […]

En los Tacos No. 1, en el Chelsea Market neoyorquino, los comensales se comen todos los días un trompo al pastor de más de 80 kilos

En un rincón del Chelsea Market en la ciudad de Nueva York se esconde una taquería que se jacta de ser la mejor de todo Estados Unidos. Con sazón y ambiente auténticamente mexicanos, este lugar está a la altura de las taquerías mexicanas más consagradas.

Sin importar en qué lugar del mundo te encuentres, para descubrir y entender una ciudad a fondo, los mercados son siempre una de las paradas imprescindibles en cualquier viaje.  El Chelsea Market en Nueva York, pese a ser un tourist trap, es un buen reflejo de la diversidad gastronómica y cultural que se respira a diario en esta gran ciudad.

Dentro de las paredes de ladrillo y el estilo industrial de este antiguo edificio que durante mucho tiempo funcionó como fábrica de las galletas Nabisco, entre tiendas de productos eco-friendly, librerías, heladerías, galerías de artistas medianamente conocidos y una gran variedad de negocios gourmet, está una taquería que se jacta de tener los mejores tacos de Estados Unidos. Cualquier comensal mexicano de buen diente podría asegurar incluso que sus tacos compiten codo a codo con cualquiera de los manjares de las taquerías mexicanas más consagradas. Son, como ellos mismos los llaman, los Tacos No.1.

La idea surgió cuando tres amigos y taco-emprendedores de Tijuana y California decidieron dejar de lado sus carreras y concentrarse en crear un negocio que llevara el auténtico taco mexicano a la costa este. Según cuentan ellos mismos, el sazón mexicano lo logran siguiendo las antiguas recetas familiares y buscando siempre los ingredientes más frescos.

A comer se ha dicho…

Es viernes a mediodía y la fila para comprar un taco se extiende a más de veinte personas. La clientela va desde los oficinistas de empresas cercanas al mercado como Youtube y Google, turistas de otras nacionalidades y, por supuesto, mexicanos, cosa que ya de entrada habla muy bien del lugar.

Este rincón gastronómico cumple con todos los elementos básicos de una verdadera taquería mexicana; las vitroleras rebosantes de agua de horchata, jamaica y tamarindo se destapan constantemente para servir más vasos de agua fresca, los molcajetes se rellenan cada hora con salsas recién hechas; salsa verde, roja y pico de gallo. Las tortillas se hacen a mano y los tacos, las quesadillas y las tostadas se sirven en platos de plástico de diferentes colores cubiertos con papel de estraza. Y como el auténtico taco debe comerse parado, en los tacos No.1 no hay sillas: los comensales disfrutan sus alimentos de pie.

Los ingredientes llegan todos los días de distintos proveedores y la preparación se hace ahí mismo desde las seis de la mañana para comenzar a vender a las once y terminar por ahí de las nueve de la noche. ¿Las horas pico? En realidad el flujo de gente es constante. Cada taco cuesta 3.5 dólares y los preferidos del público son los tacos de carne asada y adobada, porque contrario a lo que pensaríamos, los mismos taqueros aseguran que sus clientes regulares comen incluso más picante que los propios mexicanos. Así, todos los días los comensales se terminan un trompo completo de 180 libras (81.6 kilos).

El servicio es otra de las cosas que conserva intacto el inigualable mexican-style; a los taqueros (todos ellos mexicanos) les gusta que la gente se vaya contenta. Uriel, el gerente, originario de Olinalá, Guerrero, y quien lleva ya doce años viviendo en Nueva York, comenta: “Hay gente que llega y pregunta: ¿qué es un taco? y aquí le explicamos cómo se hace un taco, cuáles son sus elementos y cómo debe comerse y aderezarse. Otros llegan pensando que van a encontrar el típico taco shell de Taco Bell: cuando lo prueban se sorprenden y se van contentos. Me gusta porque me siento orgulloso de que la gente que no está familiarizada con una parte tan importante de la cocina mexicana, la descubra y le guste.”

Sin duda, los tacos No.1 son un pequeño gran rincón mexicano y una parada obligada si sufres de nostalgia cuando visitas o vives en la Gran Manzana.

Tags
Compartir
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn