Micrófono abierto: lo que se lee con el oído

Compartir:

por: Milagro Urquieta Fotos: Cecilia Suárez

Un micrófono disponible y tres minutos para compartir pensamientos. El tema: el sueño. Como cada último miércoles del mes, gente diversa aparta su lugar en una de las salas del Museo Universitario del Chopo, en el centro de la Ciudad de México, en pro de una democratización de saberes.

“El micrófono lo toma el Premio Nacional de Poesía, pero también el chico que está empezando a ‘rapear’, el cuenta cuentos, el ‘standapero’ y también el neurocirujano, científico y público en general”, nos dice Rojo Córdova, fundador y conductor de  Micrófono abierto, desde hace cuatro años.

Son 30 los participantes inscritos esta noche. Van pasando uno por uno, elegidos al azar.

 

IMG_0596-2

Unos se expresan en poesía, otros en un acto escénico, junto a su propia banda de rock o con un escrito donde recuerdan sus sueños más locos.

“Era cazada por un escuadrón de cocodrilos con alas, luego de una persecución a través de bodas y catacumbas”, nos comparte “yo, la misma” —el apelativo de una muchacha en sus veinte que ha decidido pararse en el escenario. “El grupo me acorralaba en los baños de un restaurante a donde entraba entonces un hombre con la intención de matarme”, es como culmina su sueño.

El objetivo de Micrófono abierto es, nos dice Rojo Córdova, generar las ganas de escuchar al otro, porque “eso es algo que te hace crecer, descubrir cómo los otros se puede mover en un nosotros y así crear comunidades diversas”.

La entrada a este evento es gratuita y el concepto fue finalista a Mejor Actividad en los Premios Ciudad de México de 2016.

¿Se animan a tomar el próximo micrófono abierto?

IMG_0635